viernes, 23 de mayo de 2014

BENEFICIOS DE LAS CREMAS NUTRITIVAS.


Todas las cremas parecen ser buenas para la piel pero deben ser aplicadas de forma correcta y sabiendo que función tiene cada una de ellas:Cremas hidratantes. Las cremas hidratantes se suelen aplicar de día, y sirven para que la piel recupere hidratación, es decir agua. Si nuestro cuerpo se "deshidrata" necesitaríamos beber agua de manera abundante. Lo mismo ocurre con la piel que debe de usar cremas hidratantes como aporte extra de agua. Este tipo de cremas conviene aplicarlas antes de salir de casa pues contrarrestan la agresión de la piel por parte del sol y el viento

Cremas nutritivas. Son cremas que se deben aplicar por la noche, y que aportan a la piel, no agua, como en las cremas hidratantes, sino lípidos. Los lípidos son formaciones moleculares que sirven como reserva energética, y que se suelen denominar de forma un tanto incorrecta"grasas".

Las grasas son un tipo de lípidos, pero los lípidos no son sólo grasas. Debido a esto, las cremas nutritivas son beneficiosas para aquellas pieles que por diferentes motivos les falte "aceites" y resulten secas. Así, dentro de este grupo estarían las pieles maduras, sean del tipo que sean, ya que pierden parte de sus lípidos con el paso de los años.

Sin embargo, no se aconseja el uso de cremas nutritivas en pieles jóvenes y grasas con tendencia acnéica, pues no harían otra cosa que empeorar el problema y producir más granos.



Cuándo y de que manera usar las cremas nutritivas

Las cremas nutritivas no deben empezar a utilizarse antes de los 30 años, pues en ese periodo normalmente la piel no necesita lípidos. Sin embargo, pueden usarse antes si la piel es seca y lo necesita.

Se aconseja aplicar la crema nutritiva por la noche después de haber limpiado adecuadamente el rostro y eliminado los restos de maquillaje o las toxinas acumuladas durante el día.

Crema nutritiva: ¿por qué usarlas de noche?

Según estudios científicos llevados acabo las cremas nutritivas tienen mayor poder aplicadas cuando no hay luz solar. Así por ejemplo, algunas cremas nutritivas poseen retinoides, químicos derivados de la vitamina A, que eliminan arrugas, y previenen el envejecimiento.

Estos retinoides deben de utilizarse por la noche pues existe un mayor riesgo de quemaduras solares y además se pueden desactivar químicamente con la exposición solar. Lo mismo ocurre con las cremas nutritivas con vitamina E y C, maravillosos antioxidantes que pierden parte de su efecto con la luz del sol o incluso el aire.

Además, hay que tener en cuenta que el sueño es un gran potenciador de las cremas, y que eldescanso nocturno contribuye a la renovación celular y a la relajación de los músculos

SÉRUM ACEITE DE TSUBAKI.

The Tsubaki Oil de Montibello, la nueva esencia de la belleza

Hoy os vengo a hablar de un producto que llevo relativamente poco tiempo utilizando, pero que como desde la primera aplicación me enamoró, no necesito seguir formando opinión sobre él, lo tengo muy claro, ¡¡me encanta!! Ya lo habéis visto en mi facebook, en tweeter, en Instagram... sólo me faltaba hacer la declaración de amor de forma oficial en el blog.

The Tsubaki Oil es un aceite anti-edad natural, extraído de la Camellia Japónica, que recupera la juventud y el brillo natural del cabello, protegiendo su color durante más tiempo.
Este serum dorado combate muy eficazmente los principales signos de envejecimiento de la melena como son la falta de nutrición, los bajos niveles de hidratación, la fragilidad y la falta de brillo. Además si eres como yo, de las que tiñes tu cabello, es perfecto para proteger el color y alargar su duración.

El Tsubaki Oil  se obtiene de un arbusto pequeño, la Camellia Japónica, también llamada la Rosa de Invierno de Japón, que tiene un comportamiento y unas cualidades sorprendentes. 

Son flores muy especiales que cautivan por su forma y colorido . Símbolo de longevidad, el amor y la felicidad es muy apreciada en Japón, donde su aceite ha sido durante siglos parte imprescindible de los rituales de belleza de sus mujeres.

Florece en invierno, en temperaturas extremas, lo que hace que sus semillas sean ricas en componentes protectores, hidratantes y reparadores. El proceso de recolección manual y el prensado de las mismas en frío consiguen la preservación máxima de sus nutrientes convirtiéndolo en un potente aceite que restaura eficazmente la piel y el cabello.

The Tsubaki Oil tiene un alto contenido en Polifenoles y ácidos grasos Omega-6 y Omega-9 activos de alta absorción que penetran rápidamente en el cabello. Relipidizan la cutícula y aumentan su cohesión. Nutren el cortex aportando fuerza y vigor al cabello. Evitan la pérdida de hidratación, combatiendo su sequedad. Protegen, acondicionan y aportan brillo a la fibra capilar.

The Tsubaki Oil contiene además, Acetato de vitamina E y filtros UVA-UVB para conseguir un cabello radiante.

Antes de este, usé se montibello el aceite de Argan. Tambien me gustó bastante, pero el aceite de tsubaki es muchisimo mejor.