viernes, 22 de mayo de 2015

Seca o deshidratada.

Ésta es la pregunta del millón:

¿Cómo detectar si tu piel es seca o está deshidratada? Porque ambas dan como resultado la molesta sensación de tirantez. Pero con un par de preguntas y una solución al 50% de posibilidades de acertar, será pan comido.

Una cosa está clara: una piel no pasa de normal a seca en un plis. Eso es cuestión de tiempo. Si tu piel es seca por una razón genética, ya lo has detectado hace tiempo. Recuerda que la piel seca es un tipo de piel, la tienes así de serie.

En cambio, si tu piel está deshidratada es una condición de la piel, un estado en el que has perdido hidratación hasta el punto de dejar los niveles en estado de sequía. Ese paréntesis puede desaparecer volviendo a hidratar. La piel seca se cuida pero seguirá.

Otra pregunta básica es si prefiere una textura en fluído, crema-gel o crema. Si ha estado utilizando un fluído hidratante ligero y no desaparece del todo la sensación de tirantez, es posible que sea piel seca y que necesite cambiar de cosmético. Por el contrario, si las cremas le hacen sudar la cara y no aguanta la sensación de pringue, esa piel no está seca sino deshidratada. Necesita agua y no lípidos.

Ante la duda, siempre aconsejo primero probar con una hidratación intensa. Si eso no es suficiente para el confort de la piel, pasa a la crema para piel normal/seca. La hidratación beneficia a todos los tipos de piel, sin excepción. En cambio, aplicar una crema para piel seca a una mixta-grasa no beneficia en nada: el efecto rebote fastidia un montón.

En resumen, si tienes sensación de tirantez en la piel, sea parcial o global del rostro, sigue estos consejos:

Primer caso: si no utilizas nunca cosmética. Empieza a buscar un limpiador espumoso especial para el rostro y un fluído hidratante. ¡Ya mismo!. Si utilizas cosmética pero últimamente notas que se ha resecado la piel. Primero aumenta los cuidados hidratantes (mascarilla hidratante, serum o pasa de un oil-free a un hidratante normal) y, si no es suficiente, será el momento de pasar a la cosmética para piel seca.

Te has cuidado siempre la piel con cosmética para piel seca pero empiezas a sentir la piel tirante. Sigue con tus cuidados cotidianos, añade mascarillas nutritivas o serums específicos a ver qué pasa. Si ese cambio no elimina del todo la tirantez, puede que en realidad el problema no esté en tu piel seca (la cual has estado cuidando) sino precisamente con la deshidratación.
Es este último caso, te aconsejaría utilizar un serum de hidratación bajo tu crema para piel seca. Creo que mejorará.